Murillo por Manuel E. Montilla

Jose Angel Murillo, fotografo.
Jose Angel Murillo, fotografo.

José Ángel Murillo es un fotógrafo de hoy pero que sí aprendió la lección de la historia. Que inicio su periplo con sólidas bases conceptuales y técnicas. Que con los basamentos apropiados construye su visión fotográfica y que por ello tiene plena conciencia de su hacer, de sus recursos, posibilidades y de lo que es esa mirada absoluta con que solo pueden transitar los que saben el decurso del camino.

La fotografía de Murillo peca de certera, en un entorno que desafía lo lógico, de pulcra y de bien hecha. Es una imaginería que nace de su propia experiencia, de sus andaduras, de sus cercanías y vivencias. Podría afirmar que, a mi parecer, todas las fotos de José Ángel son autorretratos conceptuales de su interioridad. Es la mirada sobre sí mismo, para comprender el mundo circundante, apreciarlo y ser tolerante con sus nimiedades.

Es que Murillo mira a su mundo con amor, no exento de crítica, pero encontrando siempre esa absoluta capacidad de asombro con que el artista restituye el origen y devela los arcanos impulsos que nos justifican de la obviedad, del desencanto y de lo pueril.

Murillo es un fotógrafo de sí mismo y se encuentra inmerso en un encuentro consigo mismo. Parece mirar el decurso vital desde la óptica optimista de estas palabras de Arthur C. Clarke “donde quiera que la vida tenga las más remota posibilidad de sobrevivir, la encontrarás”.

Y es que Murillo construye, fotográficamente, un mundo donde las posibilidades pueblan los rescoldos de una memoria que nos avoca a lo humano, a lo predispuesto a la luz iridiscente de realidades promisorias, a las sombras que concitan la imaginación y que son también luminosas y presentes en plenitud y misterio.

Pero sobre todo, Murillo, nos impele a mirar con candor y con esa mirada absoluta que nos descubre lo mejor de nosotros cuando develamos lo mejor de los otros. Es una fotografía de esperanza para construir un mundo de promontorios enunciados y de “puntos luminosos” en los que se establece un hoy en que, compartiendo la frase de Alejandro Obregón, “lo bueno no basta – ni siquiera sirve lo excelente – hay que llegar a lo improbable”.

José Ángel Murillo es un fotógrafo de probables mundos improbables. Y nos obsequia el sendero y la absoluta certeza de que ahora estamos aquí y de que nos hemos construido para habitar las estrellas, las galaxias y los sueños absolutos de improbables mundos probables. Así sea.

Manuel E. Montilla
Invstigador Visual y Artista Multidisciplinario
Un día extraviado de diciembre del 2013,
en un punto cualquiera de Mesoamérica.

Deja un comentario

Calendario

Junio 2017
L M X J V S D
« May    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930